Dear Brother de Johnnie Walker, posiblemente una de las mejores campañas del año.

Realización minuciosa, pulcra, elegante y, nada más y nada menos, que de mano de dos estudiantes: Daniel Titz y Dorian Lebherz. No viene de una gran agencia. Atentos/as.

Cuenta la historia de dos hermanos escoceses que vuelven a su tierra y recorren varios de los bellos parajes de la isla de Skye. Se presupone que llevan tiempo sin volver a su lugar de nacimiento, al lugar de su infancia. Una voz en off nos cuenta lo que sienten, esa nostalgia, pero sin caer en la tristeza; desde un punto de vista optimista y que hace que te salga una sonrisa.

Parece, de todas formas, que no se trata de una campaña oficial de la marca de whisky, sino de un trabajo de esos dos estudiantes.

Disfrutad la historia de Ewan y Keith… (no se llaman así, pero yo los he bautizado).

 

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=OeJ0-CDP2dw]